Reforma educativa quita a maestros la facultad para evaluar alumnos

reforma educativa_maestros_mexico_sep

La reforma educativa que propone la SEP en su nuevo marco curricular, plantea que los procesos cognitivos, sociales y culturales de los estudiantes de nivel primaria cambien drásticamente en los próximos años

La Reforma Educativa que puso en marcha la Secretaría de Educación Pública (SEP) tiene como objetivo la eliminación de los grados escolares para sustituirlos por “áreas de aprendizaje”, pero también busca que los estudiantes del nivel básico puedan autoevaluarse.

El plan de estudios que propone la SEP en su nuevo marco curricular, plantea que los procesos cognitivos, sociales y culturales de los estudiantes de nivel primaria cambien drásticamente en los próximos años, esto debido al rezago que prevalece en diferentes niveles de la educación en México.

Además en la Reforma Educativa se mantiene la medida de que ningún estudiante podrá ser reprobado, a pesar de que presenten calificaciones bajas o un desempeño pobre.

Adicional a esto, se elimina la regla que obligaba a los maestros a cumplir con rigurosidad el plan de estudios que se trazaba antes de iniciar un ciclo escolar y se da total libertad de cátedra para que sean ellos mismos quienes determinen qué temas se deberán cubrir con los estudiantes durante las clases en el nivel básico.

Ante las reformas activistas han advertido que el nuevo modelo curricular que la SEP plantea no cuenta con candados de evaluación ni regularización, tanto para los profesores como los estudiantes, por lo que esto provocará una brecha mayor en el sector educativo, que enfrenta ya las consecuencias de la pandemia.

«El plan de la SEP coloca a la comunidad al centro de los planes de estudio por encima del individuo, esto alertó a académicos y especialistas, pues se busca formar a estudiantes activistas y no a críticos en una sociedad. También este modelo está orientado a crear una fuerza laboral técnica y no profesionista»

Esta propuesta federal que deberá quedar lista en agosto de 2023, tiene como uno de los principales argumentos “eliminar la competencia” y “dedicar mayor tiempo a los procesos que los estudiantes requieren para el desarrollo óptimo de sus capacidades”. Sin embargo, la asociación civil Mexicanos Primero denunció que esto no detendrá la deserción de estudiantes que se ha presentado en los últimos años, mucho menos mejorará el nivel que tienen los alumnos, el cual ya es muy bajo comparado con el promedio que presentan países de América Latina y peor aún respecto a los países de la OCDE.

La Secretaría de Educación Pública, reveló que tras la pandemia se registró una caída notable de alumnos que se inscriben a nivel básico, pues se pasó de tener 25 millones 253 mil 306 alumnos inscritos a 24 millones 459 mil 623 en el pasado ciclo escolar.

Te puede interesar: Salomón Jara será el encargado de la 4T en Oaxaca

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.